ESPAÑA DIARIO

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@espana-diario.es

El cambio climático podría hacer disminuir la elaboración de cerveza

Las olas de calor y las sequías reducirán el cultivo de cebada, ingrediente principal de la bebida alcohólica
Jarras de diferentes variedades de cerveza | Cedida

 

Cuando nos hablan del cambio climático pensamos en la subida de las temperaturas, en el crecimiento del nivel del mar o en huracanes más fuertes y violentos. Sin embargo, parece que sus nefastas consecuencias en el medio ambiente irán más allá y podrían acabar suponiendo una interrupción en el suministro mundial de cerveza.

 

Según un estudio elaborado por investigadores de la Universidad de California-Irvine y otras instituciones, las olas de calor concurrentes y las sequías cada vez más habituales con el cambio climático conducirán a una fuerte caída en los rendimientos de la cebada, principal ingrediente de la cerveza.

 

Un 16% menos de cerveza

El equipo de investigación, basándose en los niveles actuales y futuros de quema de combustibles fósiles y emisiones de dióxido de carbono, llegaron a la conclusión de que, en el peor de los casos, por culpa de las sequías y las olas de calor concurrentes más frecuentes se disminuiría entre un 3% y un 17% de los rendimientos de los cultivos en las partes del mundo donde se cultiva cebada.

 

«Nuestro estudio mostró que incluso un calentamiento moderado conducirá a un aumento de la sequía y eventos de calor excesivo en las áreas de cultivo de cebada», explica el profesor Mueller, uno de los autores del estudio.

 

Cabe destacar además que la gran mayoría de la cebada se destina como alimento para el ganado y tan solo un 17% se destina a la elaboración de cerveza. En este sentido, el estudio determina que los productores tenderán a priorizar a los animales hambrientos y, por lo tanto, la elaboración de cerveza disminuirá todavía más.

 

La cerveza cada vez más cara

Este descenso de la cantidad elaborada de birra, a su vez, comportaría un aumento de su precio en algunos países de gran tradición cervecera como Bélgica, Canadá o las islas Británicas. En este sentido, Steven Davis, otro de los autores del estudio, afirma que por ejemplo en Irlanda un paquete de seis latas de cerveza podría llegar a costar unos 20 dólares durante los años de sequía.

 

«El mundo se enfrenta a muchos impactos del cambio climático que ponen en peligro la vida, por lo que el hecho de que las personas tengan que gastar un poco más para beber cerveza puede parecer trivial en comparación. Pero definitivamente hay un atractivo intercultural hacia la cerveza, y el hecho de no tener una pinta fresca al final de un día caluroso cada vez más común simplemente añade un agravio a la lesión», apunta Davis.