ESPAÑA DIARIO

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@espana-diario.es

Los efectos secundarios de las benzodiacepinas, muy peligrosos para conducir

Se trata de un fármaco contra la ansiedad y el insomnio
La benzodiacepina puede suponer un grave riesgo para los conductores por su efecto sedante | Cedida

 

Los efectos secundarios en los medicamentos son muy comunes, de hecho, todos los fármacos tienen alguno, ya sea más grave o menos.

En algunas ocasiones no llegan a presentarse, sin embargo, hay otros con los que hay que ir con mucho cuidado al tomarlos.  Sus efectos secundarios son, aunque muy leves, casi inmediatos, y depende en qué situaciones pueden suponer un problema. Es el caso, por ejemplo, de las benzodiacepinas.

Se trata de un fármaco contra la ansiedad y el insomnio, por lo que, no es de extrañar que el efecto secundario que provoque sea somnolencia o exceso de sedación. Es por ello que es muy peligroso conducir después de haberlo tomado.

Efectos secundarios de la benzodiacepina

Hay que tener mucho cuidado, pues, a la hora de tomar este tipo de medicamento pues puede interferir con la conducción segura. Algunos de los medicamentos más comunes de este tipo son el Lorazepam o el Diazepam.

Se trata de unos fármacos utilizados para combatir la ansiedad o el insomnio, pero sus efectos pueden llegar a ser tan fuertes que también se utilizan contra estados como la epilepsia, la abstinencia alcohólica y espasmos musculares

Estos medicamentos pueden provocar una ralentización de las reacciones, además de una alteración de la coordinación y enlentecimiento del pensamiento, todo ello debido a un exceso de sedación.

Hay que mencionar que son muchos los conductores que toman estos medicamentos. Según los datos, en 2016, un 11% por ciento de los conductores lo habrían hecho en una ocasión, de la misma forma lo habría hecho un 15% de la población.

Además, cerca de un 1% de los conductores y un 2% de la población tomó una benzodiacepina a diario en 2016. Unos datos que se han conseguido  conocer gracias a las recetas electrónicas.