Archie Battersbee, el niño inglés que estaba en muerte cerebral desde el pasado abril por culpa de un reto de TikTok, murió finalmente el pasado sábado.

Los padres de Archie, fallecido por un reto viral, no descansan: piden ayuda

Tras rechazar las peticiones de la ONU, la Justicia inglesa se enfrenta a cientos de personas que apoyan a los familiares del menor desconectado

Aunque las puertas de los juzgados ya se hayan cerrado para Hollie Dance y Paul Battersbee, los padres Archie Bettersbee continúan su lucha contra la Justicia británica. A la indignación por la desconexión del menor del soporte vital se han sumado miles de personas que apoyan a la familia afectada. El objetivo: “cambiar la ley”.

La dura batalla judicial no ha acabado para los padres de Archie

Ya se hacen eternos para la familia los 4 meses desde que el joven Archie fue víctima de un peligroso reto viral que circulaba por TikTok. El “blackout challenge” llegó hasta la pantalla del menor que, cumpliendo con las normas del juego, se provocó la asfixia hasta desmayarse. Cuando fue encontrado ya era demasiado tarde, y tras ser ingresado se certificó su muerte cerebral.

Imagen de una persona ingresada en un hospital.
Cientos de personas se siguen reuniendo para conmemorar a Archie | Canva

Las máquinas de soporte vital lo han mantenido en estado de coma durante todo este tiempo, hasta que la Justicia inglesa finalmente decidió desconectarle hace apenas dos semanas. En estos largos meses, además del coma de su hijo, la familia ha tenido que lidiar con una ardua batalla judicial para evitar su desconexión.

Tras observar que el estado del pequeño era incompatible con la vida, los médicos aconsejaron desconectarlo del soporte vital. Hasta ocho jueces de los tribunales del Reino Unido coincidieron con esta opinión, entre ellos miembros de la Corte Suprema y el Tribunal de Apelaciones de Londres.

Ni siquiera la palabra de la ONU pudo hacer nada para evitar la decisión de los jueces

Contra esta decisión solo se opusieron los familiares del menor de 12 años. En apoyo a los padres resonó la voz de la ONU, que pidió prorrogar la desconexión para estudiar a fondo el caso. A pesar de las denuncias presentadas por la vulneración de derechos de las personas con discapacidad y de los niños, la Justicia rechazo la jurisdicción del organismo internacional.

Juez dando un mazazo
La Justicia inglesa rechazó las peticiones de la ONU para investigar el caso | Cedida

El apoyo a la familia ha ido creciendo entre personas de todo el país y la noticia ya se expande más allá de las fronteras. Tras varios homenajes por la muerte del niño el pasado sábado 6 de agosto, el último ha tenido fecha este domingo. A la concentración se han llegado a sumar cientos de personas que han estado de vigilia en un parque de Southend-on-Sea, ciudad del fallecido.  Centenares de globos morados sobrevolaron el cielo de esta localidad lanzados por los asistentes con la frase "siempre estarás en nuestros corazones".

▶️ VÍDEO: Otras noticias de Actualidad

El “ejército de Archie” para cambiar la ley

La madre del joven Archie aprovechó la ocasión para agradecer el gran apoyo que ha recibido durante la larga batalla judicial que acabó por desconectar a su hijo. Se ha referido a todos los asistentes al homenaje como el “ejército de Archie”, a los que pide seguir luchando para cambiar las leyes que permitieron la desconexión del menor.