Arruinada y con un exconvicto: la surrealista historia de una ganadora de 178 millones

Gillian inició una serie de negocios que no fueron según lo previsto

Imagen de un boleto de Euromillones
Gillian Bayford gastó los 178 millones del premio | España Diario

La vida de Gillian Bayford cambió por completo en 2012, cuando ganó el sorteo del Euromillones y fue premiada con 178 millones de euros. Gillian, natural de escocia y felizmente casada con su marido Adrian, tomó entonces una serie de malas decisiones que la llevarían a su situación en la actualidad: bancarrota financiera y enamorada de un exconvicto.

Quince meses después de ganar el premio y tras nueve años de matrimonio, la relación con Adrian se rompió. Gillian dejó su trabajo como cuidadora de niños en el Addenbrooke’s Hospital de Cambridge y volvió a su Escocia natal, donde probaría suerte con los negocios. 

Una vez instalada en la localidad costera de Dundee, abrió un fondo inmobiliario con el objetivo de comprar otras viviendas y seguir ganando dinero, pero el negocio generó pérdidas millonarias. Para colmo, compró una cafetería que tuvo que echar el cierre con una deuda de 150.000 euros. Todo el dinero que había ganado de un plumazo en 2012 empezaba a desaparecer.

En 2017 conoció a Gavin Innes, con quien iniciaría una nueva relación. Innes la agredió en tres ocasiones ese mismo año y fue condenado por un delito de violencia doméstica cuando, paradójicamente, él trabajaba con víctimas de malos tratos. 

Poco tiempo después se enamoró de Brian Deans, un antiguo compañero del colegio ocho años menor que ella. Deans tampoco estaba limpio, y es que había pasado un año en prisión por robar más de 15.700 euros en Tesco, una popular cadena de supermercados en el Reino Unido. En la actualidad, siguen manteniendo la relación. 

Junto a su actual pareja, Gillian intenta salir de la bancarrota y llevar una vida normal. No obstante, si alguien le hubiera contado todo lo que iba a acontecer tras ganar el sorteo de Euromillones, quizás no hubiera aceptado el premio.


Comentarios

envía el comentario