Muerte masiva de aves en la costa de Galicia por una sustancia desconocida

Un posible sentinazo ha causado más de 100 aves heridas o muertas en las costas gallegas

Imagen de una ave muerta
Ya se han contabilizado más de 150 casos repartidos en todo el litoral | Twitter

En los últimos días han empezado a aparecer aves heridas y muertas cubiertas de una sustancia amarillenta y viscosa en prácticamente todo el litoral gallego. El viernes de la semana pasado se detectaron los primeros casos, pero a día de hoy ya se han contabilizado más de 150 casos repartidos en todo el litoral.

La Asociación Ecologista en Acción y la Asociación para la Defensa Ecológica de Galicia ya han denunciado esta alarma ambiental. Creen que esta sustancia proviene de un vertido que ha hecho de manera ilegal algún barco. Los expertos ven este vertido como un sentinazo. Además, llega en el peor momento posible, porque coincide con plena época de migración para un buen número de especies que van hacia el norte para criar.

Los primeros indicios se encontraron en la playa de A Lanzada, en la comarca de O Salnes. Posteriormente se detectaron aves con los mismos síntomas de haber estado en contacto con algún derivado del petróleo en zonas que van desde la ría de Vigo hasta la comarca de la Costa da Morte.

Más de un centenar

El biólogo de la Coordinadora por los Estudios de los Mamíferos Marinos (Cemma), Alfredo López, alerta de que hay más de un centenar de aves afectadas, entre muertas y heridas, por esta sustancia desconocida. Según el experto, el vertido proviene de un área próxima a la costa porqué hay algunas aves llegan vivas a la orilla.

Además, el gran número de casos y los repartidos indican que no se trata de un asunto puntual. «Se impregnan y no pueden volar y pierden también su impermeabilización. Además, utilizan el pico para limpiarse con lo que también pueden intoxicarse y morir», apunta el biólogo.

Origen desconocido

La Consellería de Medio Ambiente precisó que se trata de una «sustancia oleosa e pegañenta de cor amarela». En principio, el departamento autonómico piensa que no se trata de petróleo y se remite a los resultados de un análisis científico sobre su composición que tardará varios días.

Por su parte, varias asociaciones ecologistas organizaron este fin de semana convocatorias para inspeccionar las playas, recoger aves afectadas y avaluar el impacto ambiental.

Además, hacen una llamada a la ciudadanía para que se los avise en caso de ver una ave herida o muerta. También recomiendan llamar al centro de recuperación de fauna salvaje para que se lleven las aves heridas en el Centro de Recuperación Santa cruz.  


Comentarios

envía el comentario