INVITACIÓN OFICIAL:

Únete al nuevo grupo oficial de Facebook de Corazón y Famosos. Cotilleos, fotos, vídeos, encuestas... ¡PINCHA AQUÍ Y ÚNETE!

África vive la peor plaga de langostas de los últimos 25 años

Estos días Kenia, Etiopia o Somalia están siendo ‘atacadas’ por una plaga de langostas con cientos de millones de insectos que devoran todo lo que encuentras a su paso

Los enjambres, que suman cientos de millones de insectos, han llegado hasta Kenia, Etiopía y Somalia, y se han desplazado a un ritmo de hasta 150 kilómetros diarios, devorando lo que encuentra a su paso.

«Esta especie, desafortunadamente, no reconoce fronteras ni necesita un visado o un pasaporte. Cuando se desplaza cubre todo el camino. Las langostas que vemos ahora en Kenia no vienen de Somalia, sino de Yemen», explicó este viernes Stephen Njoka, director general de la Organización de Control de Langostas del Desierto para el Este de África (DLCO-EA).

Etiopía y Somalia no registraban enjambres de este nivel desde hace un cuarto de siglo, mientras que en Kenia el nivel de amenaza no tiene precedentes en 70 años. Su magnitud es tal que amenaza cada día losmedios de vida y la seguridad alimentaria de millones de personas.

Los expertos estiman que, al ritmo actual, la cifra de insectos podría multiplicarse por 500 en junio y extenderse también por Sudán del Sur y Uganda. En el caso de Etiopía, preocupa la llegada de la langosta al valle del Rift, una región que concentra gran parte del potencial agrícola del país africano, ya que estos enjambres son capaces dedestruir a diario cultivossuficientes paraalimentar a 2.500 personas durante un año.

 

 

2019, año inusual

El paso sobre el océano Índico de dos ciclones tropicales consecutivos, con fuertes lluvias torrenciales, creó entre mayo y octubre de 2018 las condiciones propicias de reproducción para estos insectos, que requieren suelos húmedos donde depositar sus huevos.

Así, las lluvias permitieron que, durante nueve meses, millares de langostas se multiplicaran en el desierto Rub al-Jali de Arabia, para después desplazarse a países vecinos donde un clima inusualmente húmedo ha facilitado que sigan creciendo en número.

«El año 2019 ha sido muy inusual. Por lo general, la lluvia a mediados de diciembre se detiene, pero hoy vemos que en enero sigue lloviendo lo que ha fomentado este brote. En general, todo el Cuerno de África ha vivido la estación de lluvias más húmeda de los últimos 40 años», señaló Guleid Artan, director del Centro de Aplicaciones y Predicción Climática (ICPAC).

 

 

Una plaga bíblica

La protagonista de esta situación preocupante (tanto para las personas como para el medio ambiente en general) es la langosta del desierto (Schistocerca gregaria). Como recuerdan los manuales naturalistas, la langosta del desierto es una especie de ortóptero celífero cuyas plagas han dañado la producción agrícola de África, Oriente Medio y Asia durante siglos.

Como su nombre científico indica, esta especie del género Schistocerca destaca por su capacidad gregaria, con una habilidad especial para crear enjambres que facilitan su rápida reproducción (seis individuos pueden tener cinco generaciones consecutivas en un año).

Como destacan los expertos en plagas de la FAO, la langosta del desierto es uno de los insectos con mayor capacidad de vuelo y resistencia a las condiciones ambientales adversas.



Comentarios

envía el comentario