ESPAÑA DIARIO

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@espana-diario.es

Centenares de españolas afectadas por un método anticonceptivo de carácter irreversible

Muchas de las mujeres que se lo han quitado han perdido la posibilidad de quedar embarazadas
Dolor pélvico, articular y lumbar; inflamación abdominal, cansancio y cefaleas son algunos de sus efectos secundarios | Twitter

 

El ‘Método Essure’ había sido promocionado como el nuevo método anticonceptivo del siglo XXI. Las razones eran que era barato, rápido y efectivo. El uso de este muelle de titanio de 4 cm de largo era sencillo: se insertaba en las trompas de Falopio, lo que permitía su obstrucción y la imposibilidad de quedarse embarazada con una simple intervención. Comparándola con la ligadura de trompas, presumía ser menos invasiva y con menos efectos secundarios.

Así, tras dos década desde su lanzamiento al mercado, se ha retirado ‘Essure’. El sistema ha provocado muchos problemas a las portadoras y el año pasado se prohibió su venta en el último país en el que era legal: Estados Unidos.

Según ha informado Rita Fernández, representante de la Plataforma Asociada Libres de Essure: «En la Comunidad Valenciana no conocemos con exactitud el número de afectadas, pero en la Plataforma hay cerca de 200, y lo que sospechamos es que la cifra se puede praticamente duplicar». Finalmente, el gobierno cifraba en 782 los casos de afectadas.

 

 

Método Essure | Wikipedia

 

Posibles efectos secundarios

Algunos de los efectos que se pueden sufrir son dolor pélvico, articular y lumbar; inflamación abdominal, cansancio, cefaleas, alopecia, hemorragias, cambios del estado de ánimo y alergias.

En muchos casos la retirada de este anticonceptivo del cuerpo de una mujer ha supuesto el hecho de no poder volver a tener hijos. Desde la agrupación aseguran que «hay profesionales que lo evitan, realizando intervenciones más conservadoras, eliminando la totalidad de los implantes respetando este órgano».

Las afectadas reivindican que: «El día que las personas que nos deben atender se preocupen más por devolvernos la salud que por las pólizas de sus seguros, habremos dado un gran paso».