Imagen de un aguacero en Barcelona

Los meteorólogos ponen fecha al gran cambio que llega ya a España

Una nueva borrasca podría traer lluvias abundantes en buena parte del país

España está viviendo meses atípicos debido a uno de los veranos más tórridos de la historia y a un otoño también muy cálido. Las temperaturas se han mantenido por encima de lo habitual en los meses de septiembre y octubre. La entrada en noviembre también ha sido inusual, pero todo está a punto de cambiar.

Se avecina un cambio importante en la tendencia climatológica de nuestro país, y así lo ha anunciado la AEMET. La Agencia Estatal de Meteorología ha avisado este martes de la posible llegada de una borrasca. Ese sería el punto de inflexión para entrar ya en un tiempo propiamente otoñal.

Los meteorólogos están muy atentos a la posible llegada de esta borrasca, que podría traer lluvias generalizadas a todo el país. Será a partir de la semana que viene cuando dejemos definitivamente atrás el veroño infernal. Mientras, siguen vigilantes al frente y la DANA que se avecinan en la zona mediterránea.

La fecha del cambio en España

“Aún este martes y esta semana vigilaremos las lluvias que dejarán primero un frente y después una DANA en el Mediterráneo. Pero pondremos ya el ojo en una borrasca que podría visitarnos la semana que viene”, afirma la AEMET. Anuncia así un cambio “que regaría amplias zonas del país”.

Un hombre bajo un paraguas lloviendo
El 15 de noviembre podría marcar un punto de inflexión | Canva

La agencia lanza este aviso con toda la prudencia, ya que aún es pronto y la situación podría cambiar a última hora. Pero la previsión del fin de las altas temperaturas es compartida por otros expertos. La AEMET marca incluso una fecha en el calendario para este cambio, el martes 15 de noviembre.

Con la llegada de estas lluvias acabaría por fin uno de los períodos de sequía más largos que se recuerdan en buena parte del país. La llegada de la borrasca pone en alerta a los expertos, ya que amenaza con una gran inestabilidad. Los primeros cambios podrían empezar a verse ya esta semana.

Muy pendientes del cielo

Este pasado fin de semana se vivió ya la primera bajada de las temperaturas, después de muchos meses de calor. Se vieron las primeras heladas nocturnas acompañadas de lluvia e incluso nieve en algunas cotas. Hasta 16 provincias españolas se vieron en alerta según la agencia meteorológica.

▶️ VÍDEO: Otras noticias de Actualidad

El frío podría dejar paso a la lluvia a lo largo de esta semana, con precipitaciones en varias regiones del país. Prevén que el paso de la borrasca Martín y una nueva DANA traigan el primer cambio importante. Aun así, la borrasca llega a España debilitada tras haber descargado con fuerza en las islas británicas.

La previsión es que las madrugadas sigan siendo frías en zonas de montaña, en la meseta y el centro peninsular. El paso de un frente dejará lluvias e inestabilidad en Galicia, Asturias y el sistema central, pudiendo llegar hasta Madrid. También Castilla y León y Extremadura podrían verse afectadas.

Pero no todas las partes de España sentirán esta bajada de las temperaturas, y se espera una nueva subida en el sureste. Provincias como Granada, Sevilla, Córdoba, Málaga, Valencia y Murcia podrían superar los 25 grados. En esa parte del país, las temperaturas seguirán entre 5 y 10 grados por encima de lo normal.

Llega por fin el gran cambio

A partir del jueves, la llegada de una posible DANA podría afectar sobre todo a la zona del Mediterráneo. Regiones como la Comunidad Valenciana, Murcia y Baleares están bajo amenaza de lluvias abundantes. Las tormentas se mantendrán el viernes, y podrían extenderse al sur de Andalucía.

Los termómetros se mantendrán incluso por encima de los 20 grados en Cataluña, Baleares, Extremadura, Andalucía y Cantabria. A partir del sábado, la entrada de nuevos frentes dejaría precipitaciones en el noroeste de la península. En el resto del territorio prevalecerá el tiempo seco y soleado.

El gran cambio llegará la semana que viene, y probablemente el martes 15 de septiembre. La irrupción de una nueva borrasca dejaría grandes precipitaciones en todo el país. Se recomienda evitar los desplazamientos en vehículos privados para evitar atascos y accidentes, y utilizar el transporte público.